Parc del Foix

Parc del Foix

El Parque del Foix es el más meridional de los doce espacios que forman la Red de Parques Naturales de la Diputación de Barcelona. Situado en la comarca de El Alt Penedès, comprende una superficie de 2.900 ha.

Sus elementos más característicos son el pantano de Foix, que genera una gran variedad de ambientes ecológicos, con un nivel de biodiversidad muy elevado, y un patrimonio histórico y arquitectónico singular.

Los ambientes ecológicos asociados al curso del río, a las rieras, afluentes y, sobre todo, al embalse, tienen un interés muy destacado en el contexto de un territorio seco y deficitario en precipitaciones.

En las márgenes del río Foix y de algunas rieras, como la de Marmellar y la de Llitrà, y también en determinados sectores del pantano, encontramos ejemplos de vegetación de ribera, constituida por especies como los fresnos, alisos, álamos, olmos, chopos o sauces, acompañados de un sotobosque integrado por el espino albar, el emborrachacabras, la zarza, la hiedra y la lechetrezna. El mirtal es una formación vegetal de gran valor, asociada a las rieras de los alrededores del pantano de Foix. Allí crecen especies como el mirto, el palmito, el lentisco, la zarzaparrilla y el càrritx

La diversidad de ambientes del Parque del Foix acoge una gran variedad faunística. En el pantano encontramos peces como la anguila, la carpa y el carpín, y reptiles como el galápago común, la culebra viperina y la culebra de collar. Por otra parte, las aves son el grupo mejor representado de todo el parque, con especies como el cormorán, el ánade real, el pato cuchara, la cerceta, la focha, la polla de agua, la garza real, la garceta y la garcilla bueyera, entre muchos otros. Otros ambientes húmedos, como las balsas, son refugio de anfibios como la salamandra, la ranita de San Antonio, la rana verde y el sapo común.

En las zonas boscosas viven mamíferos como el tejón, la jineta, el zorro, el jabalí, y aves como el cernícalo, el arrendajo, el herrerillo y la paloma torcaz, mientras que en el roquedal podemos encontrar algunos reptiles como el lagarto común, la culebra de escalera y la culebra bastarda, y algunas rapaces como el águila perdicera. Las cuevas acogen diversos animales cavernícolas, como algunas especies de murciélagos, y en los ambientes humanizados abundan la salamanquesa y la lechuza.

 Lugares de interés

La diversidad paisajística del Parque del Foix y el rico patrimonio cultural y arquitectónico se traduce en un amplio abanico de lugares singulares, de visita recomendada.

El castillo de Castellet
Conjunto medieval ya documentado en el siglo X y vinculado a diversos linajes que le han conferido su personalidad. Ha sufrido diversas modificaciones y recientemente ha sido restaurado.

El castillo de Penyafort
Originario del siglo XII, inicialmente como torre de defensa medieval y casa natal de Ramon de Penyafort, ha sido objeto de diversas modificaciones.

Las iglesias y ermitas
El rico patrimonio queda patente en las numerosas ermitas e iglesias del Parque, como la iglesia románica de Sant Pere, las ermitas de Penyafel, de la Sanabra y de Sant Llorenç.

Las cuevas de la Bovera
Situadas entre el valle de la Bovera y la cresta de la sierra de Sant Just, son un conjunto de más de 20 grutas de dimensiones diversas. En una de les cuevas podemos encontrar dos silos excavados en la roca.

Las peñas de Mas Carlús
Destacan por ser bien representativas del roquedal calcáreo del Parque, con diversas cuevas de origen cárstico.

Las cuevas del Fondo de Sant Llorenç
Grupo de cuevas características del carst, situadas en un "fondo", nombre utilizado localmente para designar los pronunciados valles típicos de la zona.

Las fuentes
En el Parque encontramos un nutrido conjunto de fuentes para pasear y disfrutar de un entorno fresco: la fuente de Horta, la fuente de Mas Carlús, la fuente de Sant Llorenç, la fuente de les Espitlles, la fuente de Matarrectors, la fuente de la Mare de Déu de Penyafel y la fuente Encantada.

Las cumbres
Algunas cumbres como el Turó de les Tres Partions (435 m) y el Puig de l'Àliga (464 m) constituyen puntos estratégicos de observación del paso migratorio de aves rapaces en otoño.

El observatorio de aves
Situado junto al pantano, es un lugar idóneo para observar aquellas especies más relacionadas con los ambientes acuáticos.

Compartir