Ciudadela Ibérica de Calafell

Ciudadela Ibérica de Calafell


Hace 25000 años, el actual municipio de Calafell fue habitado por un grupo de íberos. Estos construyeron, entre los actuales núcleos de Calafell y Segur, una auténtica fortaleza para defenderse de sus enemigos.
La llegada de los romanos supuso el fin de la cultura ibérica.
Con el paso del tiempo, el polvo cubrió los restos de la fortificación de Calafell hasta que, tras muchísimos años, fue descubierta por los arqueólogos.
Ahora, a partir de la evidencia arqueológica, la antigua ciudadela ibérica de Calafell ha sido reconstruida y ambientada y sus habitantes pueden emprender un viaje en el tiempo a través del cual pueden pasearse por el interior de las casas, los talleres, los recintos de culto... de los habitantes de Calafell tal y como eran hace veinticinco siglos.
 

Compartir