Avión común - Oreneta cuablanca (Delichon urbica)

Avión común - Oreneta cuablanca (Delichon urbica)

Los podemos ver en primavera y verano. 

El hábitat preferido por el avión común es el campo abierto con vegetación baja, como pastizales, praderas y dehesas, preferentemente cerca del agua, aunque también se encuentran en las montañas hasta los 2.200 metros de altitud. Es mucho más urbano que la golondrina común, y puede hacer su nido en el centro de las ciudades si el aire está suficientemente limpio. Realizan sus nidos con barro adosándolos en las zonas altas de paredes y aleros; en la naturaleza utilizan roquedos y peñas acantiladas.

Los aviones comunes regresan a las zonas de cría algunos días después que las golondrinas, y como esta especie, rara vez van directos hacia los lugares de anidamiento, sino que suelen ir a cazar alimento alrededor de las grandes masas de agua dulce, especialmente en cuando el clima no es favorable.

 

Generalmente crían a dos nidadas cada año. Ocasionalmente los juveniles de una primera nidada ayudan a alimentar a una segunda nidada.2 El nido es reutilizado para la segunda nidada, y es reparado y usado de nuevo en años sucesivos.

Una vez establecida una pareja permanece unida para criar de por vida, aunque las cópulas fuera de la pareja son corrientes, por lo que esta especie es socialmente monógama aunque hay evidencias genéticas de poligamia.

Compartir